Historias eroticas, Cuentos calientes para adultos, Relatos XXX, sexo, pasion
lujuria orgasmos, Narracion: Mis vecinas maduras. Un joven de 20 años...

Mis vecinas maduras




Mi nombre es Cesar, y esta historia me ocurrió hace apenas 1 año, hoy tengo 20, todo empezó cuando mis padres decidieron vender la casa y salir de la ciudad de méxico, yo la verdad no quise irme por dos razones, la primera por la escuela, ya que era el ultimo año que cursaría el bachillerato y la segunda por que no me gusta ir mucho a la provincia. Asi que mis padres antes de irse empezaron a buscarme un departamento o alguna casa en la que me pudiera quedar, al no tener suerte en encontrar nada, le platicaron a nuestros vecinos que no tenia donde quedarme, debo decir que mis vecinos y mis padres han sido amigos desde hacia muhos años y llevaban una relación casi como de familia, todos convivíamos muy bien, sus hijos y mis hermanos, etc.



Ellos son una pareja de ya 70 años en promedio, y todos sus hijos son casados, pero una de sus hijas, al año de casarse su esposo sufrió un accidente y enviudo, tenia ya 3 años de viuda y vivía con sus padres, ella se llama Lety y la verdad entre toda la convivencia que tenemos siempre aprovechaba para mirarla y acercarme de mas a ella, ya que tiene un cuerpo en verdad de reina, tiene 35 años, delgada, practica aerobics, asi que ya imaginarán lo bien conservado que tiene su cuerpo, sus tetas son pequeñas, pero su culo es en realidad una obra de arte, sus piernas lisas y gruesas, es en verdad una hermosura.



Los señores, dijeron que porque no les habíamos dicho desde un principio que con gusto me aceptarían en su casa, sin pagar renta ni nada, la verdad a mi y a mis hermanos tambien nos quieren como a sus hijos. Hecho esto, al mes mis padres vendieron la casa y se fueron a Monterrey, y yo procedí a mudarme con mis vecinos.



Desde el primer día en mi nuevo hogar, no perdí el tiempo y me dedicaba a espiar a Lety, cuando salía de bañarse, o cuando ya estaba dormida, a veces entraba en su cuarto y levantaba la sabana para ver su rico culo y solo me limitaba a acariciarlo, ya que podría despertar, en general, asi pasaron casi dos meses, yo estaba muy a gusto en esa casa, y cada vez con mi mirada, me le insinuaba mas a Lety, y empezaba a notar que ella cedía con una sonrisa o me daba un beso en la mejilla cada vez que trataba de verle las tetas o el culo, en verdad estaba seguro que no tardaría en tirarmela.



Un día viernes por la noche que yo regresaba de la escuela, al entrar a la casa, vi a los papas de Lety, llorando y sentados en la sala, pregunte que pasaba: "Nos avisaron, que acaba de fallecer un primo nuestro que vive en Guadalajara, asi que nos iremos todo el fin de semana y volveremos hasta el lunes", me dijeron. Me pidieron que le avisara a Lety, ya que aun no volvía del trabajo, ella es secretaria en una muy buena empresa de la Ciudad, me dieron mas indicaciones, me dejaron dinero y partieron en la camioneta.



La verdad yo estaba feliz, (con todo el debido respeto para el difunto) pero era mi oportunidad de cogerme a Lety, y lógico que no la iba a desperdiciar. Ella regreso bastante tarde, y desde que entro percibí un fuerte olor a alcohol, y era lógico que habia tomado, me saludo como siempre con un beso en la mejilla, y de inmediato me pregunto por sus papás, le explique todo lo que pasó, de momento se puso triste por el familiar, pero después dijo que no lo habia visto mucho y no tenia gratos recuerdos de el. Subió a su cuarto, al tiempo que yo veía la t.v. en la sala, después de un rato bajó, con su bata que acostumbra usar, es transparente hasta la altura de las rodillas y se le nota siempre su ropa interior, al verla mi verga se puso realmente parada, y tuve que disimular mi erección poniéndome el cojín en mi bulto, yo solo traía puesto un short, y una camiseta de tirantes, ya que es verano y hace mucho calor por acá. Cenamos y vimos t.v. mas rato, ella se notaba aun mareada por el vino y ahí empecé a llevar a cabo mi plan que me habia ingeniado.



Fui a la barra y serví dos tequilas, y volví a la sala y le di uno,"Y ahora que te pasa Cesar, ¿por que serviste tequila?, la verdad es que quiero brindar contigo que ya llevo 2 meses en tu casa y estoy muy a gusto con tus papas y contigo y nos llevamos muy bien, es por eso que quiero brindar". Sin decir mas se lo bebió, y me pidió otro, estuvimos bebiendo un buen rato, y yo ya estaba algo mareado y ella ya estaba completamente ebria, ya que ya traía mas copas encima, me senté en el sofá junto a ella, y empecé a aprovecharme de la situación, ella estaba completamente tirada, con las piernas estiradas y la cabeza hacia atrás, apunto de quedarse dormida, puse mi mano en su rodilla y empecé a acariciarla subiendo lentamente, Lety abrió sus ojos y me sonrió, sentí que esa sonrisa me la daba como dándome permiso de hacerla mía, así que de inmediato pegue mis labios a los suyos y empecé a subir mi mano cada vez mas, estábamos fajando muy rico, cuando de repente escuche un ruido en las escaleras, como si fueran pasos, Lety se exalto un poco y tuve que subir a ver que era, la deje en el sofá y subí las escaleras, al llegar a la planta alta, vi una sombra en el corredor, que se metía a la primer recamara de la planta alta, corrí hasta ahí, y cual fue mi sorpresa al ver a nuestra vecina de junto completamente desnuda y con cara de miedo. Ella es una mujer tambien muy buena, tiene ya unos 45 años aprox., es algo llenita, pero tiene unas tetas y un culo en verdad grandes aun más que el de Lety, con una mano tapaba su chocha y con la otra sus tetas, estaba pegada al closet, me acerqué y le dije que que estaba haciendo ahí, me contó que los papás de Lety le dijeron que saldrían y ella de inmediato se imagino que íbamos a hacer algo especial y quería verlo, le puse una bata que estaba en el closet de Lety y me mostró por donde entro, saltó la azotea que no es muy alta y entro por la puerta de servicio, la cual habían dejado abierta, sin mas que decir, la tomé de la cintura y ella se negaba a mirarme a los ojos, alcé su cara y le planté un beso bastante rico, al cual accedió de inmediato, me puse atrás de ella, pegando mi pija que ya estaba bien parada en su rico culo, bajamos las escaleras y llegamos a la sala, al verla Lety, se espanto, pero le explique todo y le dije que Norma, ese es su nombre, habia decidido unirse a la noche de placer, al principio Lety estaba nerviosa, asi que me volví a ir sobre ella y la bese y toque muy fuertemente, hasta que volvió a aflojar el cuerpo, al tiempo que Norma no perdía el tiempo y ya estaba desnuda masturbándose en el otro sofá. Me tiré en el sillón, y me bajé el short, saltando de inmediato mi verga y les ordené a las dos que me lo vinieran a mamar, a lo cual no lo pensaron y de inmediato ya tenia a las dos putas, pegándome la mejor mamada que me han hecho en mi vida, estuvo tan bueno que me corrí en sus caras, y ellas empezaron a besarse y tocarse mutuamente, estuvieron haciéndose un 69 un buen rato, al tiempo que mi verga, volvía a levantarse ante tal imagen tan perversa.



Cuando tuve nuevamente la verga como piedra, tome a Norma que era la que estaba arriba, la tome de la cintura y la tire en el sofá, la puse en cuatro y empecé a cogerla bastante bien, se la metí de un golpe y ella grito como loca, pero después sus gritos se convirtieron en gemidos y jadeos, después de un rato cambio posición con Lety, y ahora me la estaba follando a ella, mientras mi dedo comenzaba a hurgar su ano, y Norma me ayudaba a abrirle su ojete pegándole tremenda chupada, asi en cuatro y bien abierta, apunte mi palo en su hoyo, y se lo clave, estaba bastante apretada pero se disfrutaba mucho, después de un rato quería correrme otra vez, pero no quería hacerlo sin darle tambien por el culo a Norma, asi que saque mi verga, acomode a mi otra puta y ella sin haber sido lubricada, le metí mi pija, al principio no le gusto, y se resistía empujándome, pero ya tenia mi palo dentro y no iba a dar marcha atrás, asi que empecé a bombearla lentamente y le empezó a gustar y cada vez me pedía que se lo diera con mas fuerza, por fin me vine dentro de ella y al sacar mi palo, Lety lo recibió con su boca, limpiándome el semen que tenia y después fue directo al hoyo de Norma para limpiarlo y no desperdiciar la preciada leche.



Después de esto, nos subimos a la cama y caímos rendidos, para el sábado y el domingo, la pasamos todo el día en nuestra casa follando los tres, hicimos de todo en estos dos dias, debo mencionar que Norma es divorciada y vive sola, por lo que no tubo inconveniente, y como nadie de los tres trabaja ni estudia el fin de semana, la pasamos de lujo.



Desde entonces, después de que los papás de Lety se duermen yo me meto a su cuarto a cogermela, y no hay día que pasemos sin follar, y antes de irme a la escuela, me brinco la azotea para ir con norma y tambien darle su respectiva ración de verga, los fines de semana nos quedamos de ver en un hotel para pasarla los tres juntos.



Como decía al principio esto empezó desde hace ya un año, y hoy en día seguimos en lo mismo, y la verdad creo que durará mucho, porque los tres juntos estamos muy felices, con lo que he trabajado desde que salí de la escuela, tengo una buena cantidad de dinero, y esto no se los he dicho a ellas, pero pienso rentar un departamento y llevarlas conmigo, ya que la verdad, si me he llegado a enamorar de estas dos maduras tan buenas.



Gracias por leer mi relato, después contaré otra de mis experiencias con ellas, bye.

<çº))))))))><


» http://www.adulteras.com/relatos/fantasias.php?categoria=3&secc=maduras&leerfic=Mis_vecinas_maduras.htm&m=relatos


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas
Usuario Anónimo


Tecnologia Rie.cl V2010