Relatos Calientes, historias de sexo, pasion, Narraciones sexuales para adultos
Ejercicios sexuales Historia de una chava y su instructor del gimnasio...

Ejercicios sexuales



Por Chiquita cachonda

Hola tengo 19 años y la verdad es que soy bastante cachonda y hasta un poco puta, he probado muchas vergas pero la que les voy a contar ha sido una de las mejores. Sucedio una noche en el gimnasio a donde voy, es un gimnasio pequeño de dos pisos y acostumbro ir tarde y quedarme hasta el último ya que el instructor de pesas es bastante guapo y me gustaba platicar con el, pero nunca imagine que sucederia esto.

Yo estaba ya guardando mis cosas cuando escuche que cerraban la puerta, asome la cabeza y grite ¡Oigan falto yo!, pero nadie me contesto, sali corriendo y en las escaleras me encontre con el instructor,no traia playera, mostrando su musculoso cuerpo, tenia una mirada extraña y enseguida supe lo que queria, se me acerco y me dijo que estaba yo muy rica y comenzo a tocarme mi pucha por encima de mi short,me arrincono a la pared, me metio la mano y comenzo a dedearme, mi pucha comenzo a escurrir con solo sentir sus dedos enormes, comence a gemir, estaba muy excitada y puse mi mano sobre bulto, mmmmmm se sentia durisimo, sin pensarlo me safe de sus manos, me arrodille y le saque la verga del pants, guauuu era enorme, he tragado vergas grandes pero ninguna como esta, comence a lamerle la punta desesperadamente, le lamia la punta y al mismo tiempo con una mano le jalaba la vergota muy fuerte mientras que con mi otra mano le sobaba los huevos, el gemia como toro y yo le pregunte cachondamente ¿quieres que me la trage entera papi?, ¿podras? me dijo el, mmmm claro que si papito le conteste y abri toda mi boquita para saborearla completa.

Mmmmmmm era grandisima y estaba muy gorda y muy mojada, yo la mamaba como loca, jamas me habia tragado una verga tan sabrosa y enorme, me atragantaba con ella una y otra vez y sentia como se ponia mas dura, el bufaba como histerico y yo no queria que se fuera a venir sin metermela, asi que baje a sus huevos y los chupe muy suavecito para que se tranquilizara, con mis manos le masajeaba la vergota muy lento, mmmmmm estaba tan grande que podia sobarsela con las dos manos, ¡tenia que sentir esa verga dentro de mi! asi que me tire al suelo y me abri de piernas diciendole ¡quiero tu verga papi! metemela ahora, pero el me dijo que queria que fuera su puta y que queria metermela por el culo, ya he probado otras vergas por ahi y he tenido orgasmos riquisimos y el solo pensar en su vergota en mi agujero me hizo ponerme mas mojada, asi que me puse en cuatro patas y me abri las nalgas para que me sometiera, queria ya sentir esa cosa enorme,el comenzo a lamerme el culo, yo me puse como perra, sus chupadas duraron varios minutos que yo disfrute como loca, el me nalgueo muy fuerte, la verdad es que el dolor me distrajo un poco y cuando menos lo esperaba me clavo su verga entera en mi culito.

Ahggggggg era la cosa mas dura y grande que jamas habia sentido, el me bombeaba como perro en brama y yo gemia como loca pidiendole mas y mas, asi papi, asi papito damela duro, le decia yo, ahggg sentia que su verga apenas me cabia pues era bastante gorda, yo no paraba de gritarle ¡soy tu puta papi! ¡damela duro!, su enorme verga me hacia arañar el suelo y el me la metia con tanta furia que mis rodillas ya estaban muy lastimadas, pero no queria que me la sacara, queria sentir esa vergota todo el tiempo, de pronto el comenzo a gritar muy fuerte, supe que iba a venirse y yo solita busque su verga para ensartarmela y correrme al mismo tiempo, ahggg yo solita me clavaba en su enorme palo y senti como se acercaba un rico orgasmo, no pare de ensartarme en su verga y en cuanto senti su leche caliente inundar mi culo me vine dos veces como una loca.

Lo mas increible era que ni tan siquiera habia durado mucho, pero esta era una de las mejores cojidas que me habian dado. Nos tiramos al suelo y despues de unos mimutos el me confeso que al siguiente dia se iria a vivir fuera de Mexico, yo no supe que decirle asi que lo bese y nos quedamos dormidos abrazados un gran rato, al despedirmos le di mi telefono. A veces me llama y siempre dice que esta ansioso por verme, yo le digo que aun no ha probado mi pucha y el se pone como loco por el telefono, espero verlo pronto y saborear esa vergota otra vez.


» http://www.odaliscas.com.mx/historias.php?accion=ver_historia&id_historia=157


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» Chiquita cachonda


Tecnologia Rie.cl V2010