Relatos eroticos, cuentos para adultos, historias de sexo, XXX, placer orgasmo
amor, extasis, como olvidarla, nalgas, orgazmo, eyaculacion, ereccion ...

Como  olvidarla

Por Manu 73

Asi es, este relato sucedió hace como 3 meses, a keny la conocí hace como un año y medio cuando fui a revisa unos proyectos, ambos somos arquitectos, en esa ocasión en la empresa que laboraba en ese momento, me pidieron que revisara una serie de proyectos para una empresa farmacéutica, cuando llegue a las oficinas de Polanco me presentaron a Keny, desde que la conocí me pareció una mujer maravillosa, una cara de muñequita, sensacional, un cuerpo aunque menudito muy apetecible.

La relación comenzó cuando nos dimos a la tarea de revisar los planos, cuando trabajas en el restirador literalmente tienes que recostarte en él, así que me permitía tener una vista increíble sus lindas nalgas en todo su esplendor, como fueron pasando los días salimos a comer y en una ocasión salimos a cenar, ella en ese entonces estaba casada, con un tipo mucho mas grande que ella, platicamos de todo y de nada se nos paso el tiempo de maravilla.

Cuando estaba con ella fantaseaba de como sería en la cama, que ella gritaría como loca y que le encantaba el sexo en fin, hace como seis meses me platico que se había separado de su marido y que sentía muy mal, así que le propuse que pasaba por ella y la invitaba a tomar un café.

Así que pase por ella a su casa, fuimos a una cafetería y trate de darle ánimos para que se sintiera bien, en esa ocasión cuando platicábamos al regreso a su casa, la platica estratégicamente la desvié hacia el tema del sexo, cuando empezamos a tocar el tema fui sacando la información necesaria para poder actuar, ella sola empezó a decirme de que manera la gustaba y lo que no había hecho, así que cuando llegamos a su casa le di un beso sensual a lo cual ella correspondió nuestras lenguas recorrieron los rincones de nuestras bocas, mis manos ansiosas recorrieron todo su cuerpo lentamente disfrutando el momento, su cuerpo era un templo del placer lentamente metí mi mano por debajo su blusa empecé a rozar sus pezones que ya se encontraban erectos, luego le acaricie su clítoris sobre la ropa, después de estar un rato de rico cachondeo le sugerí que fuéramos a un lugar donde pudiéramos estar mas tranquilos, debo de confesar que el hecho de estar en la calle fajando como adolescentes me hacía sentir extraño.

Ella acepto, así que nos dirigimos al primer hotel que encontramos. El entrar al cuarto, seguimos con el rico faje, la ropa nos estorbo así que empezó a volar la ropa por la habitación, cuando estábamos completamente desnudos la recosté en la cama con gran ternura empecé a besar su cuerpo empezando con el cuello, luego fui lentamente bajando hacia sus senos a los cuales eran como los había imaginado, pequeños redondos y con un pequeño pezón, así fui bajando por su torso hasta llegar al territorio prometido, ella mientras gemía riquísimo, un sonido exquisito a mis oídos, cuando estuve de frente a sus labios me detuve para admíralos y luego me dispuse a lamerlos lentamente disfrutando de su esencia de mujer disfrutando de su aroma, me dispuse a recorres cada pliegue su cuerpo, lentamente y sin prisa alguna la noche era nuestra.

Cuando tuvo un orgasmo por el oral que le propinaba ella se levanto de la cama y ahora me tocaba a mi beso mis tetillas y las mordisqueo y así fue bajando por mi torso mientras le acaricia el cabello, cuando llego a mi pene lo tomo con sus manos e hizo algo que me pareció maravilloso le hablo tiernamente diciéndole que lo había deseado desde hace mucho tiempo atrás, así que se dispuso a introducirlo lentamente en su boca primero lentamente y luego rápido, como toda una maestra del sexo oral, que oral tan exquisito me dio ese día, no pude más y estalle en su boca y para mi asombro lo chupo todo y luego limpio hasta la ultima gota de mi semen, no dejo nada.

Seguimos cachondeando necesitaba reponerme de semejante experiencia; cuando estuve repuesto me dirigí a la entrada de sus labios y lentamente fue introduciendo mi verga en su concha se arqueo ligeramente a lo cual hice una pausa y ella solita se acomodo para que entrara completamente y le di una estocada hasta el fondo.

Luego la puse de perrito e introduje mi verga con todo, ella gritaba y me decía que así, que la gustaba mucho, empecé a decirle que tenia un culito hermoso y que no había probado uno así y que no quería que esto terminara, a lo que ella contestaba que seríaa mía cuantas veces quisiera lo cual me excitaba muchísimo.

Al tener su culo frente a mi empecé a sobar su ano, lentamente lo acaricia, así fui introduciendo en dedo para mi gran sorpresa ella gemía más y entendí que le gustaba luego fueron dos dedos ella me pidió que hiciéramos una posición que le gustaba mucho, así que me cabalgo como todo una amazona, luego el dialogo fue subiendo de tono, le excitaba que le dijera que era una gran puta y que se movía como nadie, que tenía un cuerpo de diosa y que la verga era suya que la disfrutara y que le hiciera sentir que la disfrutaba al máximo.

La cama nos quedo pequeña así que emigramos a la alfombra y ahí seguimos con otras posiciones, de su concha escurrían sus jugos, lo cual me excitaba cada vez mas, luego repetimos el perrito para mi suerte, así que continué introduciéndole los dedos en su ano, ella volteo a verme con una cara de lujuria y me dijo soy virgen de ahí y me gustaría que fueras el primero, así que saque mi verga de su concha y la enfile a su ano, introduje lentamente la verga hice una pausa para que se acostumbrara y ella se hizo para atrás y se introdujo todo así que me encanto ese hoyo estrecho, ella se movía en círculos y que cogida tan rica me estaba dando.

Sin mas, estalle en sus entrañas llenándolas de mi semen estábamos completamente bañados de sudor nuestros deseos estaban saciados.

Nos dispusimos a darnos un baño en la tina, así que nos metimos ambos, la abrace y le dije al oído eres la mujer mas maravillosa que conozco, me encantaría estar aquí y así siempre.

Nos vestimos y la lleve a su casa. Cuando nos despedimos le di un gran beso y le susurre al oído mañana te hablo. Ella me contesto, mas te vale por que no voy a permitir que esto no se repita.

Así comenzó una gran historia. Hasta hace unos días que me dijo que le han otorgado una beca para estudiar una maestría en el extranjero.

Y como olvidarla, una gran mujer, una gran amante y sobre todo una grandiosa amiga.

Escribo esto como un desahogo de esta tristeza que siento de que se va mi lado.

Pero recuerda siempre sigue tus sueños.

» http://www.odaliscas.com.mx/historias.php?accion=ver_historia&id_historia=9


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas
Usuario Anónimo


Tecnologia Rie.cl V2010