LEYENDAS Y MITOS DE LOS MIXTECOS
mitos creencias leyendas populares historia...

INTRODUCCIÓN

Como la gente en todo el mundo, los Mixtecos tenían cuentas para explicar lo que observaron en la naturaleza. Algunos de sus leyendas y mitos son similares a los de otros grupos étnicos en México y América Central, o vinieron de ancestros en común o se apropriaron los mitos de otros grupos con los cuales tenían contacto, como hicieron los Romanos en cuanto a los dioses y leyendas de los Griegos, sólo cambiando los nombres de sus dioses o héroes.

Las leyendas son confusas porque en las varias partes de la Región Mixteca se recuentan leyendas diferentes. La gente de cada parte asegura que su área es EL lugar de origin y que sus ancestros son LOS héroes.

Otra posible causa de las variaciones en cuanto a las leyendas puede ser que hubieron olas de invasores en el transcurso de los miles de años en los cuales gente ha vivido en la Región Mixteca. Los Triquis dicen que sus ancestros salieron de la tierra, de las cuevas, que son la verdadera gente y que otros vinieron y los corrieron y por eso ahora viven en una área muy reducida dentro de los Mixtecos en el oeste del estado de Oaxaca. Unos grupos de Mixtecos que viven cerca de los Triquis también dicen que sus ancestros salieron de las cuevas. Algunos autores creen que llegaron a la Región Mixteca grupos de indios de América del Sur, de Perú. Otros dicen que al decaerse la civilización de los Olmecas que floreció alrededor del Golfo de México, vinieron algunos a la Mixteca. Otros dicen que los Mixtecos eran entre las primeras olas de los Chichimecas que inmigraron del noroeste de México, los cuales fundaron sucesivamente Teotihuacán, Tula, Cholula, y más tarde llegaron los Chichimecas-Mexicas que llegaban a ser conocidos como los Aztecas que conquistaron a los otros grupos alrededor del lago del valle central de Mexico y fundaron Tenochtitlán. Hay evidencia de que existía una relación estrecha entre los Toltecas de Tula y los Mixtecos siendo Cholula la puente de en medio.

Empezamos en el principio.



LOS DIOSES VIEJOS
En el cielo noveno, el más alto de los cielos Mixtecos, hubo una pareja de dioses tan antiguos que no tenían nombres calendáricos porque todavía no se había inventado el calendario. Realmente ellos eran la dual manifestación del único dios grandísimo, el "dios del centro por quien viven todo viviente".

En aquel entonces no había nada más que el cielo. Todo fue silencio, obscuridad; sólo el agua y los cielos.

Luego hubo otros dioses, algunos con nombres calendáricos como 4 Casa y 5 Serpiente y su hijo 5 Pedernal. Otra pareja anciana consistía de 8 Lagarto y 4 Perro, de quienes no sabemos mucho porque se trata del tiempo pre-historia de los Mixtecos.

Los dioses que crearon el mundo Mixteco existían "en el año y día de obscuridad antes de que hubieron días y años … cuando hubo caos y confusión y agua cubrió la Tierra". Ellos tomaron forma humana y con su gran poder y sabiduría, fundaron una roca grande sobre la cual se construyeron palacios suntuosos en donde moraban.



LA CREACIÓN DEL MUNDO
El dios 1 Venado León Serpiente y la diosa 1 Venado Tigre Serpiente, su esposa, eran los primeros dioses en la Tierra. Todo estaba obscuro y agua cubrió todo. El dios y la diosa tomaron forma humana y con su sabiduría y poder, levantaron una piedra grande cerca de Apoala. Encima de la piedra grande, construyeron palacios lujosos. En el techo del palacio más alto pusieron una hacha de cobre con el lado afilado por arriba como soporte para el cielo. Estos dioses eran el padre y la madre de todos los demás dioses de la Tierra.

Vivían muchos siglos en paz y felicidad en sus palacios. Se nacieron dos hijos a la pareja en el mismo día del calendario- 9 Viento, pero tenían otros nombres diferentes, Serpiente y Cuevas. Los hijos tenían las abilidades de transformarse en animales, de volar y de hacerse invisibles. Plantaron un jardín muy hermoso con flores y árboles que les gustaba por muchos años.

Luego decidieron rendir culto a sus padres haciendo sacrificios aún de su propia sangre, cortándo sus orejas y lengua. Rogaban a sus padres que hiciesen un mundo y gente para poblarlo. Sus padres indulgentes escucharon sus peticiones y juntaron la tierra para que surgiera arriba de las aguas.

Una cuenta dice que se nacieron muchos dioses a esta pareja. Otra dice que hubo una inundación en la cual se ahogaron muchos de los dioses. Estos eventos ocurieron antes de que el hombre fue creado.



QUETZALCÓATL
Este personaje es un dios y el más importante héroe en las leyendas de los indios de México Central. Fue concebido por los dioses creadores y nació de una roca en el año 9 Viento.

Otro relato nos dice que un concilio de dioses en el cielo lo dio sus vestimentos y adornos, lo asignaron su trabajo y le enviaron a la Tierra cuando tenía diez años. Fue recibido por los dioses creadores con quien tenía otra conferencia y le dieron la responsabilidad de sostener el cielo y de establecer las dinastías. Fue considerado el fundador de dinastías no sólo por los Mixtecos sino por otros grupos también a tal grado que todos los reyes de grupos étnicos de América Central debían ser sus descendientes.

Dos fuentes primarias dicen que los dioses creadores hicieron a Quetzalcóatl descender del cielo cuando tenía treinta años en el día 7 Caña. Otro texto dice que el día 7 Caña es el día en el cual los primeros Chichimecas salieron de su lugar de origin en el noroeste de México. Sus peregrinaciones les llevaron al centro de México en donde fundaron Teotihuacán, Tula, Cholula, Tenochtitlán, y otros sitios cuyas ruinas se pueden ver hoy en día.



EL PRINCIPIO DE LOS MIXTECOS
En el principio, los dioses moraban en la cumbre con vista al hermoso valle de Apoala en la Mixteca Alta. Un día decidieron crear un río que llegó a tener el nombre Río de los Linajes. Este río surgió de una cueva y regaba los árboles frondosos plantados por los dioses en la ribera. De estos árboles majestuosos, árboles sagrados, nacieron los primeros líderes de quienes nació la noble nación Mixteca.

Quetzalcóatl presidió sobre el nacimiento de 53 personas de los árboles sagrados. Entre estas personas estaban 13 Flor y 5 Viento. Un día 1 Flor pidió a Quetzalcóatl a ser su intermediario con 5 Viento pidiéndole la mano de su hija 9 Lagarto. Se observaron todas las formalidades y la ceremonia de casamiento tuvo lugar como podemos ver en la página 36 del Códice Nuttal. Están sentados frente a frente que indica que son casados. 1 Flor y 13 Flor, padres de 9 Lagarto, están sentados sobre un río, y la nueva pareja 5 Viento y 9 Lagarto sobre otro simbolizando los brazos del Río de los Linajes en el valle de Apoala. Se puede ver hoy día el Río de los Linajes cruzando las montañas a la entrada del valle. La nueva pareja llegaron a ser los fundadores de la dinastía de Apoala.

Con el paso del tiempo la población creció tal que los dioses dijeron a la gente que tenía que salir a conquistar nuevas regiones.



EL FLECHADOR DEL SOL
Las hojas de dos árboles, arrastradas por la corriente de un manantial de Achiutla, se unieron y dieron origen a la raza Mixteca.

Armados de rodela, arco y flechas, decidieron conquistar el lugar donde vivirían. Al no encontrar resistencia de nadie, creyeron que el amo del lugar era el sol, porque en todas partes estaba con su luz y calor.

Contra él había que luchar. Era el atardecer; el sol estaba próximo al horizonte.

El guerrero más ágil, fuerte y valeroso, disparó sus flechas, una tras otra, hacia el astro rey.

Las nubes que cubrían el horizonte se tiñeron de rojo; sin duda el sol había sido herido de muerte. No se lo vio más. Las montañas se convirtieron en su tumba.

La región estaba conquistada.

citado del "Leyenda Calendario 2000", Proveedora Escolar S. de R. L., Oaxaca, OAXACA.



LOS HOMBRES DE MAÍZ
En el principio, cuando el Sol y la Tierra empezaban a tomar forma, había en el Universo un gran silencio.

Los dioses crearon muchos y variados animales pero ninguno con la facultad de hablar y agradecer el haber sido creado.

Entonces los dioses modelaron con sus propias manos hombrecitos de lodo, otros de madera y otros más de maíz.

Los hombrecitos de maíz, para beneplácito de los dioses, pudieron hablar, pensar, trabajar y agradecer a sus creadores, la vida.

Es así como pueblan el mundo los HOMBRES DE MAÍZ.

Durante mucho tiempo los hombres hechos de maíz trabajaron afanosamente y un día cualquiera, desearon comer unos deliciosos elotes. Sin embargo no pudieron satisfacer su deseo porque las hormigas rojas habían atesorado todo el maíz en el CERRO TONACATÉPETL.

QUETZALCÓATL, Dios de la Civilización, se entristeció porque los hombres no podían saciar su hambre y decidió ayudarlos. Para tal fin se convirtió en hormiga negra, entró al cerro y robó unos granos de maíz.

Enseguida se reunió con los demás dioses y juntos acordaron que el maíz sería desde entonces el alimento básico del HOMBRE.

citado del "Leyenda Calendario 2000", Proveedora Escolar S. de R. L., Oaxaca, OAXACA.



ITA ANDEHUI, FLOR DEL CIELO
En un risueño lugar de Tilantongo, entre árboles y flores, junto a un arroyo de cristalinas aguas, había una casita de madera y paja en la que vivía Ita Andehui, joven hermosa y pura, con espíritu noble y candoroso. Vestía traje indígena multicolor y sencillo que complementaba su singular belleza.

En una tarde, mientras contemplaba la puesta del sol, vio venir a Anon Nau, joven apuesto y valeroso. Traía en los hombros un tigre acabado de cazar. Al ver a Ita Andehui bajó el tigre y lo puso a sus pies ofreciéndoselo como regalo. Ella, un poco turbada, agradeció el regalo y le pidió que se lo llevase para hacer, con su piel, un traje de Caballero Águila, que lo usaría cuando llegase el momento.

Se contemplaron con ternura y de inmediato surgió en ellos una poderosa atracción. Conmovidos se retiraron repitiendo dulcemente las palabras que se habían cruzado. Fue esto el principio de un amor apasionado y lleno de ilusiones que culminó en matrimonio celebrado con todo el ritual acostumbrado.

Pero el infortunio no tardó en llegar. Anon Nau tuvo que irse a la guerra. Los Aztecas marchaban sobre Coixtlahuaca y el rey Atonalzin pidió ayuda militar a los reinos Mixtecas.

La ausencia fue prolongada, en ese tiempo nació Mallinali, el hijo esperado.

Ita Andehui vivía en una angustia constante, a pesar de que sus familiares la acompañaban siempre.

Una tarde, juntos subieron al Cahuatnó, Peña Gris, y hasta ese lugar les llegó la noticia que el ejército de Tilantongo había tenido varias bajas, y entre ellos habían muerto dos jóvenes distinguidos.

Esa información fue para Ita Andehui como un rayo fulminante; cayó al suelo, arrojó sangre a borbotones por la boca y en una reacción violenta, rodó al abismo sin que nadie lo pudiera evitar. La tragedia se desencadenó por creer que Anon Nau era uno de los jóvenes muertos.

Días después regresó Anon Nau lleno de ilusiones al encuentro de su amada Ita Andehui. Al recibir la noticia trágica, fue tan grande su dolor, que bañado en lágrimas lamentó no haber muerto en la guerra.

Sin atender a nadie, rechazando todo auxilio, subió a la Roca Gris y desde su cima gritó:

—¡Ita Andehui! —¡Estás en la eternidad!, ¡Voy a juntarme contigo! y se lanzó al abismo.

Desde entonces, al soplo del viento, en la Roca Gris, se oyen lamentos de profundo dolor.

citado del "Leyenda Calendario 2000", Proveedora Escolar S. de R. L., Oaxaca, OAXACA.

» http://www.peopleteams.org/mixteco/hispano/leyendas.htm


Datos del Autor
Escribir al Autor
Agregar Comentario
Rankear este Aviso
Estadísticas

» Tzalao del matepec


Tecnologia Rie.cl V2010